Ritual de la lealtad

La inseguridad viene cuando no sabemos si el ser amado corresponde a nuestros propios sentimientos y es fiel, lo que creemos que merecemos; esta es la causa de los estados de malestar que sufren muchas personas hoy en día.

Esta incertidumbre ha surgido en los seres humanos desde que se crearon la propiedad privada y la monogamia, entre nuestros antepasados más remotos.

Es lógico pensar que ya en ese momento el hombre comenzó a sentir inseguridad y celos en relación a la lealtad de su pareja. Ciertamente trataron de resolver el problema invocando a los dioses, quizás de la naturaleza o creando algún amuleto mágico.

Siguiendo la tradición y tomando como base el conocimiento de aquellos hombres del pasado, le proponemos una receta para asegurar la fidelidad de su amado.

Los ingredientes para este hechizo son los siguientes:

8 horquillas
Un ajo macho
Quince centímetros de tela roja

Procedimiento:

Con todos estos elementos se forma una cruz con las horquillas, encajándolas en el ajo.

Con el lienzo rojo, empaque una pequeña bolsa cosida a mano del tamaño correcto para sostener el ajo y las horquillas.

Cóselo de tal forma que esté cerrado por los cuatro lados, que no tenga ninguna abertura por la que puedan salir los ingredientes, de lo contrario el hechizo perderá su efecto.

Esta operación debe realizarse preferiblemente unos minutos antes del mediodía, luego a las 12 del mediodía recitar la siguiente oración en honor de la diosa del amor:

A ti, diosa Venus, te invoco para que (di el nombre de tu pareja) sea siempre fiel y tranquila a mi lado y no tenga ninguna relación con nadie más que conmigo; sabes que mi amor por él es sincero y no quiero hacerle ningún daño.

Durante los próximos siete días debes tener tu bolso contigo, después de este tiempo guárdalo en un lugar seguro para no romper el hechizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *