Hechizo de Fidelidad anual

Para este hechizo de amor  es importante tener como objetivo ayudar a una pareja a ratificar mágicamente su declaración de fidelidad. Las bayas son ingredientes tradicionales de las promesas del amor quizás porque encierran tanto el aspecto nutritivo de su fruto como la semilla de la realización futura es encantamiento.

En este encantamiento las bayas abrigan y guardan eficazmente una promesa de sangre mientras aportan sus propias cualidades mágicas para conseguir mayor efectividad.

Si la idea de trabajar con sangre te provoca rechazo y a tu pareja también, puedes usar saliva aunque no resulta tan romántico como la otra versión, en la que se emplean agujas esterilizadas.

Procura que ninguna herida o abrasión incluyendo el pinchazo necesario para el hechizo entré en contacto con la sangre de otra persona por motivo de salud y seguridad.

Las bayas de acebo representan la fidelidad de enebro para proteger la promesa y la semilla de muérdago para representar la conexión de fertilidad que permite el crecimiento de la relación, unidas de esta forma las bayas simbolizan en un serio compromiso de fidelidad, lealtad, y la aceptación de un cambio positivo.

Utilizaremos los siguientes elementos:

Tres agujas de coser finas esterilizadas
10 bayas secas de aseo
10 bayas enebro
10 bayas de muérdago
75 cm de hilo negro una vela blanca de 15 a 20 cm de altura
Una vela roja de 15 a 20 cm de altura
Una vela verde de 15 a 20 cm de altura
Cerillas
Un recipiente con tapa para desechar las agujas
Dos tiritas o protectores adhesivos

Práctica este hechizo durante la luna llena en sábado día de formal Saturno. Debes establecer un círculo según las pautas especificadas y recitar el siguiente verso : <<nos encontramos en este círculo para sellar nuestro amor y compromiso mutuo que los votos aquí declarado se mantengan durante un año>>.
Enhebra una aguja doble, dobla la hebra y une ambos extremos con un nudo grande utilizando otra aguja pincha un pulgar dejar caer una gota de sangre y úntala sobre él y cubre la herida con el protector adhesivo de inmediato desecha la aguja que has utilizado para extraer sangre.

Pide a tu pareja que repita el procedimiento con su propio dedo utilizando la otra aguja con su sangre. Con otro trozo de hilo y evitando el contacto con tu sangre.

Cose 5 bayas de acebo con el hilo y enciende la vela blanca exclamando <<que entre nosotros reine la fidelidad, el amor y la paz>> repite con las bayas de enebro y enciende la vela roja declarando <<que la fidelidad quede demostrada>> repite el procedimiento con las bayas de muérdago y enciende la vela verde añadiendo <<que el amor florezca bajo esta promesa>>. Ata las bayas en círculo y luego cuelga la pulsera sobre tu chimenea durante un año y un día.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *